miércoles, 15 de diciembre de 2010

FLOR DE PERSIA

Despiertas del letargo
de la efímera vida,
hermosa flor,
sólo duras un día.


Te abres al mundo
junto a otras compañeras,
pétalos aterciopelados
a modo de estrellas.


Tus hojas perennes
embellecen el lugar
totalmente frescas
como agua de manantial.


Un rojo vivo
hace enmudecer
a quien te contempla
cada amanecer.


El rostro se entristece
al verte fallecer
de forma rápida
en el anochecer.

Mª LUISA CALVO MARTÍN

martes, 23 de noviembre de 2010

AL TELEVISOR

Sólo unos privilegiados
te pudieron disfrutar
en tus comienzos
con alegría a desbordar.


La sociedad quedó impactada
ante tu presencia
colocándote en un lugar
lleno de esencia.


Al principio dos canales
sin existir competencia,
ahora una lucha continua
por aumentar la audiencia.


Toda clase de programas
ofreces a los televidentes,
les requieres el mayor tiempo
siendo muy exigente.


En cualquier momento
acaparas la atención,
un silencio absoluto
para ver la función.

Mª LUISA CALVO MARTÍN

domingo, 7 de noviembre de 2010

Mi nombre es Amor





Hay un hilo de lágrima y oro
Que nos separa,
Duquesa.

Oro porque es distante,
Lágrima porque su aroma,
Salado y dulce,
Es cada vez más cercano.

“Prosaico.”

Un hilo,
Mar,
Nos separa,
Lágrima y oro...

“¿Poético?”

He escrito en ese hilo
La historia de tu nombre,
Oh duquesa.

“Qué hermosas son las palabras,
Tu boca,
Cuando no significan nada.

Duque,
De lágrima y oro
Hay un hilo...”

He escrito mi vergüenza,
Mi amor,
Ese hilo...

Duda.

He atado con él las sandalias
De tu hermosura.

“Y declamas...”

Desnuda,
Te he visto desnuda,
Esas sandalias,
El hilo de lágrima y oro.

Colapso.

¡Cuántas injusticias,
cuánta batalla
en ese hilo!

Desbandada.

¿De lágrima y oro?

Ya soy sereno,
Ya en mí soy,
Yo, no tú,
Poder que no es poder,
Libertad.

“Mediocre.”

Sí.
Pero tú no crees,
Alabanza,
En mi palabra,
Color negro,
Beso,
Hasta el fondo
amor.

Tus labios:
“Si, de nuevo amor,
despacio.”

Fuego,
Otra vez fuego.

No crees,
Alabanza,
Hermosa,
Hilo con el que até,
Sandalias de fuego,
Tus cabellos largos,
Hasta los pies llenos.

Decepción...
Tristeza.

Pero no crees,
Te crees diosa,
Diosa,
Y tu nombre
Ha generado tormentas
En los ojos
De los que vieron
Troya.

¿Por qué Troya?
Cualquiera vale para tu nombre,
Yo que te amo.

Troya es demasiado lejos
Para ti,
De lágrima y oro,
Barro de cieno vulgar y acero,
excelso.

Cieno.

Tú que provocaste todas las guerras,
Amánsame en tu recuerdo,
Falso,
Claro
Recuerdo.

Y di mi nombre.

“Por fin Amor.”

Eduardo Martínez-Rico, 2010
De mi libro "El paraíso está en la tierra".

jueves, 4 de noviembre de 2010

A todas las mujeres




A todas las mujeres que aman, que han amado, que quieren amar, que amarán


Roto por ti está el mar, fin de noche, vuelta de espuma, flor de otoño, amor mío de bienaventurado deseo, rosaleda de noche, floto en ti como tú flotas en mí, amor mío, reflejo del crepúsculo, naranja, oscuro, marrón, Rosa sin ti, barco que mueve miasma, querida, fuego, sinsentido, volcán que me atrae, Rosaleda, mi vida, mi dios.


Eduardo Martínez-Rico, 2010

martes, 2 de noviembre de 2010

No hay más camino para verte





No hay más camino para verte que el de amarte. Cuando te escapas fluyes, cuando fluyes te encuentro. Bienaventurada, bienamada, bienhallada la heraldo que te trajo a mi lecho. Canto y bailo por tu amor, bebo por tu olvido, escribo y te recuerdo. Tus cabellos son la brisa que amaneció en mi pecho. Tus ojos no me miran, porque miran a un espejo. Te veo y te deseo, pero también te olvido, fruto de mi huerto. Cuando pasas a mi lecho sabes que te amo. Cuando pestañeo ante tu figura de metal, claveles, sabes que te amo. Pero amo a muchas. Tengo el corazón tan roto que mis pedazos andan repartidos en estrellas, de tus labios, estrellas. Amada es la que es amada, amante es la que ama. Amada y amante, cuando te beso sé que por fin me tengo entero: toda tú, toda yo, nosotros. Todo.

Eduardo Martínez-Rico, 2010
Foto E.M.R.

jueves, 28 de octubre de 2010

Aunque me mates





Oscuros, hombres,
buscan mujeres,
rubias, orondas,
delgadas y bajas y altas.
De hielo van hombres
luchando por tierras
hincando espadas,
soledad del campo…

Espuma, fresa leyenda,
labio de reyerta,
lloras rincones todos.
Eh, amor, aquí
me tienes, flecha
en la brecha,
nube de polvo,
oh, emperador,
para ti.
Aunque luego me mates.

Eduardo Martínez-Rico 2010
Foto de E.M.R.

martes, 26 de octubre de 2010

AMA DE CASA

Trabajo no remunerado
por la sociedad,
desde que te levantas
sin parar de trabajar.


Los hijos absorben
todo tu tiempo ;
en el instante de nacer,
lo primordial : higiene y alimento.


Las labores domésticas
gracias a la tecnología
realizas más fácilmente
durante todo el día.


Cuando crecen los retoños
te provocan el desvelo,
no puedes dormir
pensando en tus polluelos.


En todo momento
pendiente de ellos,
¿ dónde se hallarán ?,
¿ qué estarán haciendo ?

Mª LUISA CALVO MARTÍN

lunes, 25 de octubre de 2010

NO HAY PIEDAD PARA TI





No hay piedad para ti, en ti, que vives en palacios y asolas campos llenos de flores, boomerang de las noches, loca de los retiros, vientre acosador del mal y sus destellos. No hay piedad para ti, en ti, piel de leona leonada, fruto salvaje que mi paladar probó, levísimo puñal con que hieres, quieres, pero no hieres. Yo conjuro a la noche, al océano, sus sirenas, algas y amapolas, a que no podrás conmigo. Mi novia se llama Sabiduría, y poderosa es por cierto, tallada en piedra viva, fuerte amante, inasequible al aburrimiento. Ahí te quedas, fiera, mujer, que otros te coman, mareados de aguantarte, que yo tengo pluma, lápiz, papel y libro con que llenar mi corona, imaginación, mente… Mi corona es mi cerebro, mi cuerpo, todo mi ser, y tú sólo consigues que funcione mejor. Nunca mi espada te clavará la vaina. No tendrás esa suerte, esclava del mal y de tu nombre.

Publicado en el blog "Los días de Ícaro".
Eduardo Martínez Rico, 2010

lunes, 18 de octubre de 2010

DE UN AMIGO A SU AMANTE




He salido de la noche, me he levantado entre el vapor para mirarte; he sido un dios de alas de bronce, todo para olvidarte. Fui pétalo, pluma, armadura, espada, viento del Norte. Fui espíritu, fui amor, mi nombre es Amor. Soy Amor.
Cuando tú me necesitas allá vuelo, por ti. Cuando me odias, me maldigo, cuando me reprendes enciendo mil castillos. Te he amado demasiado, te amo demasiado como para no rechazarte. ¿No ves? ¿Dónde vas? ¿Dónde vas con alguien que da rastros de tinta y mina allá por donde pasa, un hombre que sólo tiene su cuerpo, su mente, su alma. ¿Qué te puede ofrecer esta pluma pobre y ágil que no te den tantos como por allí hay y que tanto te suspiran?
Es mejor pensarlo. ¿Mejor ser amante que amado? Yo te amo, pero ¿tú me amas? ¿No será que te gusto demasiado como para amarme? ¿No será que por ser fruto prohibido me deseas? ¿No será, princesilla, que ves en mí un cuerpo y una lengua ágil, alguien entrenado para el amor y el deseo, el sexo y la lucha cuerpo a cuerpo, y no, mi amor, un hombre, un corazón, sencillo, que sencillamente te ama?
No me maltrates, que soy fuerte, no te rías de mis armas, no pidas lo imposible. Como tú hay muchas que me desean, muchas que me admiran. Las niñas suspiran por verme pasar delante de ellas. Me siguen por la calle. Me maravilla. Las madres me quieren para ellas, para sí mismas, las adolescentes ven en mí al héroe de sus películas. Las jóvenes, las jóvenes madres como tú, me traen y me llevan. No tengas prisa, corazón, no tengas mucha prisa, tenla muchísima, que ya me voy, que ya me vuelvo, que ya regreso, para partir, para llegar a otro puerto.

Eduardo Martínez-Rico, 2010
Foto E.M.R.

jueves, 14 de octubre de 2010

DOS DEDOS





Torre blanca
mueve, corre ficha.
Torre delgada,
ágil,
atraviesa el tablero.
Brilla los cuadros
blancos y negros,
en el espejo de acero…
Tu melena
nace del horizonte.
Caballo mueve,
caballo come alfil.
Dama recorre
transversal
del tablero.
Dama blanca
brilla blanco.
Dama negra
resplandece mate.
Rey blanco,
desguarnecido,
corona de plata.
Rey negro,
protegido,
corona de encina,
negro, mate.
Ni victoria
ni derrota,
el tedio barre
el tablero.
Seis horas de movimientos,
ni copas ni sotas.
Los hombres, jugadores,
unísono, tiran
sus reyes,
dedos índices.
Fin de partida.
Para vencer
no hace falta
ni ganar,
ni jugar.


Eduardo Martínez-Rico, 2010
Foto de E.M.R.

domingo, 10 de octubre de 2010

DE CERA REINA




He vuelto de la noche a ninguna parte para hablarte, para rezarte, para amarte, figura de cera, diosa de las cosas, pequeñas, muy pequeñas, de mi hogar.
He vuelto, sembrando, en un cauce de espliego, heno y trigo, rodando por los ríos.
He soñado, oh, figura, la lluvia dorada del otoño, la bruma que ceja en la noche, sólo por ti, amor de cera.
Pido tu sonrisa, noches de lluvia, tu benefactora cosecha, ahora que me voy, monte de luna llena, cera, figura de cera, mi princesa oro, en la tarde muerta, a la madrugada de encinas, una sonrisa para mí y una canción para ti.
Mi canción es pobre, pero tú eres grande. Protégenos, reina de cera.

Eduardo Martínez-Rico (2010)
Foto E.M.R.

viernes, 1 de octubre de 2010

PUNTO POR PUNTO




Punto por punto
llevo cuenta
del rosario
de tus pecados.
Punto por punto
en historias
de flecos vacíos,
crecen toda la noche
en ti.
Punto por punto
he paladeado
los frutos
de tu vida,
mi vida,
persiguiéndote
sin hacerlo,
porque ¿a qué
perseguir un velo?
Día a día te llamé, día
a día, te escribí.
Fui hilo
de cometa
en tus dedos.

Que ya no soy
hilo, mi amor:
que ya no soy
cometa, mi amor.
Ahora soy pájaro
Y pez, pez y anfibio.
ya vuelo muy alto
para tu vuelo,
muy profundo,
humilde, para tu aire.
me perdiste,
mi amor.
Si me necesitas
siempre estaré a tu lado,
pero para nada más.
Flota en el verso
que no me diste,
que no te di,
flota en el polvo
que tanto
deseaste, mi amor.
Piensa cuánto te deseé,
y cuánto te ignoro…
Aunque, al principio,
Me cueste,
tú que eres hoja
de tabaco, vil,
peligrosa.
Punto a punto,
desabrocho el carné
de la locura.
Sin mí irás lejos,
pero irás sin mí.
Adiós, gatita,
adiós, que soy león,
tigre y jaguar,
águila,
pececillo de los estanques,
gris azulado, metal.
Adiós mi niña,
punto por punto
te olvido, ya.


Eduardo Martínez-Rico, 2010
Foto de E.M.R.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

ESTRELLA






No soy lobo

ni soy cisne,

soy sombra

en tus labios,

piel suave,

voladora alfombra:

viene

a buscarte,

plena de aurora,

de nudos plena,

sol naciente

del más allá…

Foto de José Manuel Martínez Rico

martes, 21 de septiembre de 2010

PARA LUCHAR Y LLEGAR







Tenso el cíclope
De espada mortal…
Se abalanza hacia tus dedos.
Resiste, héroe de las cosechas,
De las altas esferas
Donde las espaldas de mujer
Se mezclan
Con las flechas.
Ríe la suma del destino,
Sueña con tus sueños,
Que la tierra
que ves siempre lejos
te bese suavemente
bajo tus pies.
Fúndete conmigo,
Con la pluma que te dibuja,
Suelto arco
Que una vez
Te creó,
Hermoso, fuerte, listo,
Acaricia tus barbas
Y piensa en cada pelo
Como en cada princesa
Que fornicaste fascinado,
Entre el polvo del mar
Y la desesperación.

Sé contigo, siempre
Contigo.
Sé líder, sé astutito,
Un hombre elevado por encima de las cosas,
Pero nunca más allá
De los hombres.

Confía en ti,
En los demás,
Todo debe confiar
En ti,
Pero nunca pienses
En los otros
Como los que siempre
Te van a amar,
A ayudar.

Siempre Ulises tendrá
Que ganar su arco,
Penélope, el Palacio
Y Telémaco.

Has nacido para navegar,
Para luchar y llegar
Siempre has nacido.

Eduardo Martínez-Rico, 2010
Foto de José Manuel Martínez Rico

domingo, 19 de septiembre de 2010

AMOR





Son tus olas sonrisas

del mar en las estrellas,

amada mía.

Son tus olas reflejos

de las dunas

que me nacieron,

mía amada.

Tus olas son como anillos,

azules en constelación,

que me abrazan,

cintura perla,

tuya,

en los días de blanca

maroma,

de tierra rota,

de flojo porvenir....

Amada mía.

De flojo porvenir...

mi amada.

¿Y cómo eran tus olas

el día que te abandoné?

Cómo eran...

Amada mía.

Mis olas eran brillantes

lunas,

no en la noche,

no en la noche

porque contigo

imposible es la noche,

franja de espuma...

mi amada.

Imposible es la noche...

Ve, mira,

una blanca paloma

ha cruzado el Norte,

yo confundido,

y me ha traído hacia ti,

princesa de las noches,

los días, las lunas,

las tierras, los soles...

Amada mía.

¿Los soles?

Los soles

y mi corazón púrpura,

roto por ti,

amor.

Paloma,

llévame a lo más alto de tu nombre,

para ser anónimo.

Llévame lejos,

mitad mito,

mitad nadie...

Amada.

Nadie.

Compartir contigo,

sí, contigo,

lo que la soledad

clama en su desierto,

amor mío.

Sí, mío amor.

Amor.

Contigo.

Mío amor.

Poema perteneciente a mi libro El paraíso está en la tierra.

Foto de E.M.R.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

VIRGEN DE LA NOCHE




Noche sin dormir,
Dónde va a parar.
Debo dormir,
No puedo más.
Espero serenarme
Con la Virgen
En la almohada,
Pasar de un peldaño,
Del suelo,
Al otro,
Siempre sin descanso,
Siempre con el descanso
A vueltas.
Virgen de la noche,
Virgen de la almohada
Protégeme del sueño
Y ahuyenta la madrugada.

Publicado en el blog "Los días de Ícaro".
Foto E.M.R.

jueves, 9 de septiembre de 2010

AMO Y ODIO





Hablar fuerte
y dulce,
amar rabioso
y sereno,
odio y amo,
caminar despacio
por la casa de tu cuerpo,
reflejar el primer beso,
aprender el amor
que nunca se aprende,
tocar en ti
la lógica
de los fluidos,
entregarme a ti
para recuperar mi vida,
dialogar contigo,
ser diferencia,
porque somos
diferencia,
esperar en la ventana,
saltar dentro
y pelarte,
pétalo a pétalo,
como un melocotón
carnoso,
para comerte
siempre
hasta el final.

Eduardo Martínez Rico, 2010
Foto de E.M.R.

domingo, 8 de agosto de 2010

FLOR SIDERAL





Volaré a la vuelta
del sol
en torno a tu nombre.
Ni tú ni yo,
brillo lleno y auténtico
de lo que somos, auténtico,
flor sideral
nacida con un abrazo.


Eduardo Martínez Rico (2010)
Foto de E.M.R.

domingo, 1 de agosto de 2010

CARNE DE NOVELA






Serpientes altas
Se alzan hacia el bote.
El río es oscuro
Y la noche está llegando.
Los soldados
Disparan sus ametralladoras
Y se defienden
Como pueden
De las serpientes.

El escenario de la aventura,
Lo que nunca vivirás
Y ya es vivido,
En el sueño o la duermevela,
Es el blanco de un papel.

Eres el capitán
De unos contrabandistas,
Luchas por un tesoro
Y te espera una princesa.
No tienes muchos escrúpulos,
Tu sed de oro
Es insaciable.

Vas de puerto
En puerto,
De ciudad en ciudad.
Conoces muchas cárceles
Y has matado
A muchos hombres.

Para ti la vida
No tiene más valor
Que el próximo botín.
Una larga cicatriz
Te cruza la cara,
Pero la barba
De varios días
Te la oculta.

Eres carne de novela
O de película,
Pero tu vida
Te parece
Lo más normal
Del mundo.
Hoy dormirás
Con una mulata
Que te ama
Y te desprecia.
Mañana tal vez
Te ahorquen.

Eres un tipo
Que se repite,
Con pocas variaciones
En la historia
Del mundo,
Pero tú te crees
Único e inimitable,
Y, carajo,
Ésa es tu fuerza.


Eduardo Martínez-Rico, 2009
Foto de EMR

jueves, 15 de julio de 2010

MI BOMBÓN






Ganas poco dinero,
mi amor.
Andas por la ciudad
con las manos
en los bolsillos
y el deseo
en la bragueta,
pero algo
tienes,
mi amor.
Aquí me tienes,
mi amor.
Me gusta
hacerme la tonta
en las fiestas,
pero mi nombre es Talento
y soy rubia, y
morena,
pelirroja y castaña,
de todos los
colores
del pensamiento.
Mi cintura
se cimbrea
a tu paso,
y te ama
siempre.
Siempre es mucho tiempo
para un polvo.
Mal oficio
escogiste en aquel
sueño,
mi amor.
En la riqueza
y en la pobreza,
en el amor
y en la enfermedad,
en el sexo
y en el desierto,
me dijiste.
Los que a mí
me eligen
tienen que estar
preparados
para el éxito,
la pobreza
y el éxtasis,
a veces para
todo a la vez.
Por ser mi novio
por ti suspirarán
las princesas
y las colegialas.
Yo te he dado
mi aliento
de fuego,
y fuego
sale de tus dedos
cuando me amas,
oh, deseado,
mi poeta, mi bombón.


Eduardo Martínez-Rico, 2010
Foto de E.M.R.

viernes, 9 de julio de 2010

PERTENENCIA





Ama, mi amor,
Niña mía,
Mientras te busco
En tu horizonte
De encajes.
Mira mi mirada
Mientras voy creando
El cielo que buscas.
Corre en tu prado
Al caer el día
Mientras juntos
Pertenecemos.


Eduardo Martínez-Rico, 2010
Foto de E.M.R.

domingo, 4 de julio de 2010

ANOCHE






Estoy harto de luchar,
Y sé que o abandono este
mundo voluntariamente
o siempre tendré
que luchar,
aunque sea
el hombre
más rico, poderoso
y agasajado
de la tierra.
¡Por qué
la gente
se aferra
tanto a esta
vida donde hay
más negro que
color?
¿Son estúpidos o masoquistas?
Es como amar
la esclavitud.

Mientras recibo
el palo espero
la siguiente
dicha. Mientras
tengo la nueva
dicha espero
el siguiente
palo. La vida
te enseña a
utilizar el
escudo, y ay
del que no
tenga espada.

Me canso de
ser hombre.
Soy pleno
unos días sí,
pocos, y otros
días, no, muchos,
según las épocas,
el viento.
Pero no por el interior,
por el exterior.
Siempre soy
pleno en mi
escritura, la
novia perfecta,
la novia-madre
que nunca nos engaña
ni nos regaña,
y siempre
tiene sus brazos
y labios abiertos,
para nosotros,
mi diosa.

Si yo me
fuera, que
me dejen en paz
los que me
han jodido
en vida,
que no hagan
con mis metales
sus medallas.
Yo los desprecio.


Eduardo Martínez-Rico

Foto de E.M.R.

miércoles, 23 de junio de 2010

AMOR, UN MENSAJE






Amor, te llamo
y no contestas.
¿Eres mi amor?
¿Es mi deseo
el que te inventó?
¿Me desprecias
o aún me quieres
si me quisiste?
Tu cara la tengo delante,
tu cuerpo navega mis dedos,
vives en los bosques,
en mi amada
tierra de la infancia.
Furioso y delicado
te hago el amor,
y tu sudor lee
mis labios,
y tus labios
escriben mi cuerpo.
Te mandé un mensaje,
mi amor.
¿Tan rápido se pasó
el capricho que nos une?


Eduardo Martínez-Rico, 2010
Foto de E.M.R.
Publicado en el blog "Los días de Ícaro"

lunes, 21 de junio de 2010

MI AMOR, MI VIDA, MI CUERPO


Mi amor, mi vida, aún no sé si te amo a ti sólo o amo a muchas mujeres. Mi amor, mi vida, qué rápido consumimos el corto tiempo que los dioses nos dieron para nuestro placer y embriaguez. Qué rápido toqué, acaricié, gocé tu cuerpo y tú el mío, qué rápido se escribió nuestra historia de amor, y qué esplendoroso fue su escenario. No lo valorábamos porque era nuestro paisaje, vivíamos en él, como vive el árbol, como vive el riachuelo. Tu coche era como un tren antiguo y tú disfrutabas conduciéndolo; yo no disfrutaba, porque bastante esfuerzo hacía en conducirlo bien, tan difícil, pero lo conseguía. Tus anécdotas, tus ocurrencias, tu pasado, tu sudor, tus jugos, nuestra forma de gozar, tan diferentes, tan y tan distintos, fue única. Detrás de ti hubo muchas mujeres; detrás de mí hubo muchos hombres, o jóvenes, o chicos, porque tú aún eras muy joven. Yo era joven, pero no ya tan joven. Estoy empezando a ser ese joven viejo que disfruta más en rememorar sus hazañas que en hacer otras nuevas. Ya cambiará todo. El mundo gira y en cada giro puede cambiar nuestra vida, aunque sea de forma pequeña, pero un cambio pequeño puede tener consecuencias grandes.
No lo sabíamos, pero hicimos de aquel verano, en tan poco tiempo, una obra maestra. Te veo con un bañador de nadadora, con un biquini que resalta tu moreno. Te veo leyendo un libro, con gafas de sol, en la zona de la piscina en la que no cubre, en la esquina, una imagen ideal para una campaña de fomento de la lectura.
Mi refugio, mi consuelo, mi pasión, es escribir, pero ¿por qué no puedo tener las dos cosas, mi escritura y tú? ¿Mi escritura no puede escribirte mientras te tiene, como hice aquella vez? Escribir sobre tu piel. Y yo, ¿qué te daba yo? Tú me dabas mucho, pero ¿qué te daba yo a ti? Juntos formábamos una pareja insólita y preciosa: el escritor y la aventurera. Siempre quise ser un hombre aventurero, y sólo algunas veces lo logré. Soy el aventurero del día a día. Éramos Apolo y Diana, la diosa de los bosques y de la caza, que en la mitología fueron hermanos, pero yo no quería, no quiero ser tu hermano. Yo quiero ser tu amor y amante, y tú un tiempo también quisiste serlo. ¿Por qué cambiaste de idea? Pienso que aún lo quieres ser. Estás invitada a este corazón, mi amor, mi vida, mi cuerpo.


Eduardo Martínez-Rico
Foto de E.M.R.
Publicado en el blog "Los días de Ícaro".

martes, 8 de junio de 2010

Besa el agua


Descansa, mi amor,
en el fondo del mar,
mientras yo aliso tus sábanas.
Besa el agua,
que soy yo,
mientras preparo la noche.
Recuéstate en la arena,
juega con el coral,
apoya la cabeza en la roca,
mientras yo apago la luz.
Ten cuidado, no te ahogues,
respira el aire del sueño,
déjate acariciar
por el delfín,
mientras yo velo por ti,
mi amor,
antes del placer.


Eduardo Martínez-Rico, 2010

viernes, 7 de mayo de 2010

EL VIAJE DEL EMPERADOR

EL VIAJE DEL EMPERADOR

Asoma sus garras
el crudo invierno,
los machos protectores
de una nueva vida.

Las hembras recorren
distancias kilométricas
con el deseo de almacenar
el máximo alimento.

Sufren los avatares
de los predadores
que consiguen su objetivo:
dejar a alguna cría
huérfana de madre.

Resulta su muerte ;
los padres esperan
durante largos meses
el regreso de la pareja.

Los huevos han eclosionado
bajo un manto de plumas
blancas como la nieve,
necesitan un sustento
para no fenecer.

Se distingue a lo lejos
siluetas a dos colores,
la alegría renace
en los cantos de ambos.

Ahora ellos marchan,
deben recuperar las energías
en un viaje hostil,
carentes de fuerzas.
Mª LUISA CALVO MARTÍN

domingo, 11 de abril de 2010

Llorar

Llorar es bonito,
llorar es doloroso.
Llorar por amor,
llorar por un amigo,
un amor,
un hermano,
el padre o la madre.

Llorar es debilidad,
pero qué sublime.
Llorar y no llorar,
aguantar las lágrimas,
estar preso
de un precipicio,
no dejarse llevar,
aguantar apenas.

Cuando lloro y no lloro,
me contengo,
pienso en mi fragilidad
y en lo mucho
que quiero
por lo que lloro.

Estamos educados
en la contención,
pero es hermoso
llorar,
es humano,
es bueno.


Eduardo Martínez-Rico

lunes, 5 de abril de 2010

Un Sentimiento Perlado

Una flor es una flor
y un pensamiento dorado,
libre como el viento sueña
con un jardín enramado,
que por la noche se duerme
y de día,
le canta a su enamorado.

Le canta versos que suenan
con una guitarra en la mano,
que le dice miles cosas
mil sentimientos perlados,
y sobre todo le dice
como su corazón:
late justito a su lado.

"Un Corazón que late
con un Amor,
Recién Estrenado".

Lía

En la Primavera vuelve a nacer La Vida. Una Vida con un Corazón. Y otro que debería irradiar calor y color, a su lado.

sábado, 3 de abril de 2010

En el cementerio

Abuelos míos, abuelos nuestros, que vuestra luz que ahora descansa vive y goza en otro lugar y otro cielo, también en éste, ilumine nuestra marcha por la vida. Ayudadnos a ser felices y a no hacer mal, el mínimo posible. Que nuestros errores nos sean fructíferos, que nos ayuden a hacer grandes cosas y que éstas nos sirvan a nosotros y a los demás.
Vosotros que os quisisteis tanto, que tan enamorados estuvisteis, ayudadnos a vuestros nietos a encontrar o afianzar el amor que nos llena, para que cuando nos llegue la hora de descansar con vosotros, aquí o en otra tierra, sonriamos plenos y viajemos a la otra vida, tan conectada a ésta, sólo una vida.
Ésta es mi oración y petición a vosotros, abuelos míos, abuelos nuestros, al pie de vuestra tumba, y a los familiares que descansan aquí, en este cementerio, bonito y florido, que mira al mar y a la vida eterna.



Puentedeume, 1 de abril, 2010


Eduardo Martínez-Rico


Publicado en el blog "Los días de Ícaro".

sábado, 27 de marzo de 2010

Un beso, mami

Un beso, mami,
te quiero,
no siempre soy justo
contigo,
pero te quiero tanto.
Un beso, mami,
sé que me quieres,
aunque no siempre
te trato bien,
un beso, mami.
Un beso mami,
cuando todo lo pierda
no sé qué tendré,
pero a ti te tendré.
Un beso, mami,
cuando todo se acabe,
estarás conmigo,
eso lo sé.
Un beso, mami.
Un gran beso,
mami,
no siempre soy bueno
contigo,
y sé que te enfadas
conmigo,
que me querrías distinto,
pero… un beso, mami.
Ahora que te tengo,
ahora que estás,
quiero amarte, valorarte,
como el primer milagro,
tesoro, paraíso,
que vio mi vida
al nacer.
Un beso, mami.
Mis días vienen
de tus días,
son flores, plantas
hermosas plantadas
en tus manos, ojos,
tu corazón.
Un beso, mami.
Me querrías distinto,
más humilde,
menos chulo,
más práctico,
más normal,
más como no soy,
un beso, mami,
pero sé que me amas,
que soy tu hijo,
que algo muy fuerte
quiso unirnos.
Moriré y morirás
pero hoy quiero
disfrutar a tope
de ti
y decirte
cuánto te quiero, mami,
cuánto te agradezco.
Un beso, mami,
por todo.


Eduardo Martínez-Rico

miércoles, 17 de marzo de 2010

FALLAS

Durante el año entero
como los carnavales
trabajando a destajo
con todo detalle.

Te quedas alucinado
ante tal portento,
cartón, madera y látex
casi en movimiento.

Sarcasmo político,
ironía con humor,
manos prodigiosas
para lograr emoción.

Torrijas, buñuelos
bullen por las calles
amenizando la fiesta
entre típicos trajes.

La música alegra
este acontecimiento,
olor a pólvora
en el aire y en el suelo.

Castillos gigantes
de fuegos artificiales
abren paso a la “ cremà ”
de las figuras monumentales.

En una noche especial
arden como las teas,
contempladas por multitudes
estas obras maestras.

Miles de flashes
reciben por la noche,
una vez consumidas
sólo quedan cenizas a derroche.

Mª LUISA CALVO MARTÍN

jueves, 11 de marzo de 2010

Universo

Cada noche nazco para ti, cada día sufro por ti. Siempre te amo, lucho y muero por ti. Te pienso, te imagino, te protejo. Mi mirada es tu capa, mis brazos tu cintura, mis oídos tu refugio. Cuando te tengo no te tengo, porque no se puede tener lo que es de uno, lo que es uno. Cuando te olvido no puedo olvidar, desnudo en tu vientre, fijos mis ojos en un lugar que no es de nadie, sólo de los dos. Cada noche nazco para ti para adorarte y que me adores, dioses de barro, carne y hueso, divinos y carnales, que encontraron su destino y en él se fundieron.


Eduardo Martínez-Rico

AL ÓSCAR

Deseada estatuilla
cada año
donde los cineastas
lanzan sus gritos
ya ensayados.

Los artistas al recibirte
se sienten estrellas
como si el escenario
brillara con sutileza.

Te besan, te adoran,
eres lo soñado
después de duros meses
o incluso una vida de trabajo.

Algunos te consiguen
de forma meteórica ;
en cambio, otros
nunca te logran.

La emoción les embarga
ante tu presencia,
la voz quebrada
y los nervios entran en escena.

Una alfombra roja
recibe a los asistentes
con sus mejores galas
sonriendo a la gente.
Mª LUISA CALVO MARTÍN

miércoles, 3 de marzo de 2010

EL RECREO

Llega la hora
de salir al patio,
los niños se acercan
a la salida presurosos.

Conocen cada brizna
de hierba y cada florecilla
dispuestas a dejarse arrancar
por sus pequeñas manos.

Impacientes en busca
del único columpio,
todos quieren ser
los primeros en montar.

Otros se encaminan
al revés hacia el tobogán
subiendo por lo complicado
en vez de las simples escaleras.

Algunos imitan
a sus héroes televisivos
encaramados a las cuerdas
como arañas humanas.

Movimientos de lucha
intentando ganar
en una batalla imaginaria
donde los compañeros son enemigos.

Acaba el tiempo,
se colocan en las filas
mientras los despistados
necesitan saborear
el último instante.
Mª LUISA CALVO MARTÍN

viernes, 26 de febrero de 2010

DUERO

Extensa arteria
llena de vida,
provocas en la tierra
eterna locura.

Necesita de ti
para resultar productiva
aportando el sustento
al ser humano y la fauna.

Tus aguas serpentean
formando gargantas
abismales, profundas,
hogares de las aves.

Fertilizas los terrenos
gracias a la esencia
que encierran tus entrañas
cuajadas de energía.

Las viñas crecen
a tu vera
entre vistosos balcones
contemplando tu belleza.

Apoteosis de color
protagonizas en las fiestas
donde los habitantes eufóricos
ante el jolgorio nocturno.

Mª LUISA CALVO MARTÍN

jueves, 11 de febrero de 2010

CARNAVAL

Exterioriza la alegría
el ser humano
antes de la Cuaresma
estando disfrazado.

Interpreta un papel
totalmente inusual,
la música resulta
imprescindible, principal.

Bailar y bailar
durante horas
hasta que el cuerpo
no puede más y se agota.

La gastronomía entrelazada
a esta fiesta singular,
dulces propios
de los días de Carnaval.

Ritmo trepidante
durante las 24 horas,
rostros gozosos
cuajados de euforia.

Quedan escasos minutos
para retirar la máscara,
llega la oración, el ayuno,
preámbulo de la Semana Santa.

Mª LUISA CALVO

jueves, 4 de febrero de 2010

AMADA TIERRA

Color verde,
amo este color,
florecimiento y hermosura
donde he nacido yo.

Bosques frondosos
llenos de esplendor,
inducen al visitante
a fotografiar su verdor.

A lo largo de la espesura
pequeños riachuelos
aportando belleza
a este cuadro eterno.

Playas salvajes
entre suaves melodías
de olas acariciando
dulcemente las orillas.

Acantilados escarpados,
hogares para las gaviotas,
revolotean sin cesar
buscando alimento entre las olas.

Continua ida y vuelta
del agua empapando la arena,
tanta relajación me provoca
una admiración inmensa.

Mª LUISA CALVO

martes, 2 de febrero de 2010

Yo te amo

Te amo. No sé si existes, si existes todavía, pero yo te amo. Mirando el cielo en su horizonte en el crepúsculo, los dos solos ante el mar te amo. Imaginándote te quiero más todavía. Inventándote me calientas el corazón hasta hacerle refulgir. Caminando con tu figura, pero ¿existes?, me siento más fuerte, más alto, más nosotros. Oyendo mi música favorita te siento a mi lado, palpitando. Pensando cómo enamorarte, cómo recuperarte, sin saber si existes, si exististe, si existirás, recupero lo mejor de mi ser de niño, ya completamente maduro. Tú me haces hombre, más persona, pero no sé si existes. Lo cierto es que cuando hablo contigo mi corazón se calienta y refulge.


Eduardo Martínez-Rico

(Publicado en el blog "Los días de Ícaro".)

viernes, 29 de enero de 2010

ÁVILA


Una ciudad amurallada
se abre al visitante,
piedra sobre piedra
mostrando su semblante.

Un aire místico
respira cada recoveco
de los monumentos ancestrales
acercando a la tierra el cielo.

Un castillo interior
tiene entre manos
una santa conocida
con poemas entregados …

al Dios amado
y a toda la Humanidad,
escritos de puño y letra
llenos de intimidad.

Sobriedad y nobleza
se contempla en las calles,
ciudad de los caballeros,
reyes e infantes.

Pisamos el mismo suelo
que nuestros antepasados,
un arte espectacular
donde prevalece un medieval encanto.

Mª Luisa Calvo

jueves, 28 de enero de 2010

La vanidad

Desnudo entre las olas
bailo una canción
para ti.
Del eco de la caracola
surjo para amarte,
tú, indigna de mi amor,
flor que marchitará
el paso,
mientras yo, aquí,
quedo eternamente,
inmortalmente joven.


Eduardo Martínez-Rico

Poema publicado en el blog "Los días de Ícaro".

miércoles, 27 de enero de 2010

A LA MÚSICA

Haces vibrar
a la gente,
el corazón al escucharte
se enciende.

Le traes recuerdos
muy entrañables,
las lágrimas afloran
ante la letra penetrante.

Penetra hasta el alma
entre suaves sonidos
de diferentes instrumentos
modernos y antiguos.

La vida no es vida
sin tu presencia,
fluyes en el aire,
corres por las venas.

Acompañas en todo momento
el crecer del niño
que se convierte en hombre
ante el espejo del destino.

Mª LUISA CALVO

viernes, 22 de enero de 2010

¡ A VIAJAR !

En cada viaje
te lanzas a la aventura,
quieres siempre descubrir
nuevas rutas.

Conoces otras gentes,
otras culturas
donde la sonrisa ocupa
el umbral de la hermosura.

Tu cara asombrada
ante perlas inauditas
que te brinda la naturaleza
en el país que visitas.

Monumentos históricos
fotografías sin cesar,
quedarán en tu mente
como huella ancestral.

La experiencia vivida
te marcará a fuego,
no olvidarás jamás
los buenos sentimientos.

Mª LUISA CALVO

miércoles, 20 de enero de 2010

Rompo con la ola,
Todo para ti,
Tú misma,
Mi sombra y mi luz,
Mi deseo y mi pecado,
Mi risa y mi luz.
Vuelvo a tu lado,
Potente y eterno,
Para descansar junto
A tu roca,
Suave brisa,
Viento marino,
Nieve en la costa,
Simplemente ya.


Eduardo Martínez-Rico