sábado, 27 de marzo de 2010

Un beso, mami

Un beso, mami,
te quiero,
no siempre soy justo
contigo,
pero te quiero tanto.
Un beso, mami,
sé que me quieres,
aunque no siempre
te trato bien,
un beso, mami.
Un beso mami,
cuando todo lo pierda
no sé qué tendré,
pero a ti te tendré.
Un beso, mami,
cuando todo se acabe,
estarás conmigo,
eso lo sé.
Un beso, mami.
Un gran beso,
mami,
no siempre soy bueno
contigo,
y sé que te enfadas
conmigo,
que me querrías distinto,
pero… un beso, mami.
Ahora que te tengo,
ahora que estás,
quiero amarte, valorarte,
como el primer milagro,
tesoro, paraíso,
que vio mi vida
al nacer.
Un beso, mami.
Mis días vienen
de tus días,
son flores, plantas
hermosas plantadas
en tus manos, ojos,
tu corazón.
Un beso, mami.
Me querrías distinto,
más humilde,
menos chulo,
más práctico,
más normal,
más como no soy,
un beso, mami,
pero sé que me amas,
que soy tu hijo,
que algo muy fuerte
quiso unirnos.
Moriré y morirás
pero hoy quiero
disfrutar a tope
de ti
y decirte
cuánto te quiero, mami,
cuánto te agradezco.
Un beso, mami,
por todo.


Eduardo Martínez-Rico

No hay comentarios:

Publicar un comentario