viernes, 29 de enero de 2010

ÁVILA


Una ciudad amurallada
se abre al visitante,
piedra sobre piedra
mostrando su semblante.

Un aire místico
respira cada recoveco
de los monumentos ancestrales
acercando a la tierra el cielo.

Un castillo interior
tiene entre manos
una santa conocida
con poemas entregados …

al Dios amado
y a toda la Humanidad,
escritos de puño y letra
llenos de intimidad.

Sobriedad y nobleza
se contempla en las calles,
ciudad de los caballeros,
reyes e infantes.

Pisamos el mismo suelo
que nuestros antepasados,
un arte espectacular
donde prevalece un medieval encanto.

Mª Luisa Calvo

jueves, 28 de enero de 2010

La vanidad

Desnudo entre las olas
bailo una canción
para ti.
Del eco de la caracola
surjo para amarte,
tú, indigna de mi amor,
flor que marchitará
el paso,
mientras yo, aquí,
quedo eternamente,
inmortalmente joven.


Eduardo Martínez-Rico

Poema publicado en el blog "Los días de Ícaro".

miércoles, 27 de enero de 2010

A LA MÚSICA

Haces vibrar
a la gente,
el corazón al escucharte
se enciende.

Le traes recuerdos
muy entrañables,
las lágrimas afloran
ante la letra penetrante.

Penetra hasta el alma
entre suaves sonidos
de diferentes instrumentos
modernos y antiguos.

La vida no es vida
sin tu presencia,
fluyes en el aire,
corres por las venas.

Acompañas en todo momento
el crecer del niño
que se convierte en hombre
ante el espejo del destino.

Mª LUISA CALVO

viernes, 22 de enero de 2010

¡ A VIAJAR !

En cada viaje
te lanzas a la aventura,
quieres siempre descubrir
nuevas rutas.

Conoces otras gentes,
otras culturas
donde la sonrisa ocupa
el umbral de la hermosura.

Tu cara asombrada
ante perlas inauditas
que te brinda la naturaleza
en el país que visitas.

Monumentos históricos
fotografías sin cesar,
quedarán en tu mente
como huella ancestral.

La experiencia vivida
te marcará a fuego,
no olvidarás jamás
los buenos sentimientos.

Mª LUISA CALVO

miércoles, 20 de enero de 2010

Rompo con la ola,
Todo para ti,
Tú misma,
Mi sombra y mi luz,
Mi deseo y mi pecado,
Mi risa y mi luz.
Vuelvo a tu lado,
Potente y eterno,
Para descansar junto
A tu roca,
Suave brisa,
Viento marino,
Nieve en la costa,
Simplemente ya.


Eduardo Martínez-Rico