INSTRUCCIONES PARA PUBLICAR

INSTRUCCIONES PARA PUBLICAR: Enviar un email a la dirección: profespoetasginer.publicar@blogger.com. (Los poemas serán automáticamente publicados sin nigún tipo de filtro)

- En la sección “ASUNTO” debemos escribir el TÍTULO DE LA POESÍA

- En la parte del MENSAJE escribimos NUESTRA POESÍA (y firma)

- Si queremos que se publique también una foto, la añadimos como ARCHIVO ADJUNTO al email

viernes, 6 de julio de 2018

Un soneto para cambiar el mundo (poesía ecoactivista)

En este mundo hay siempre algo que cambiar.
Algunos dicen que ahora está aún peor.
Sabemos lo que hacer y eso es lo mejor.
Usemos el optimismo a la hora de observar

Es hora de cambiar nuestra forma de mirar.
Sabemos que lo vamos a conseguir.
Paramos de llorar, pongámonos a reír.
Reír y sonreír nos hace a todos mejorar.

Con paciencia o sin ella todo va a cambiar.
Es la era de morir o todo transformar.
Tenemos la energía y la fuerza del viento.

¿Podrá una poesía cambiar lo que hay que cambiar?
¿Podrá un soneto enseñar a amar como hay que amar?
Creo que sí, y al menos eso intento.


Pepe Galindo, profesor en la Universidad de Málaga (@blogsostenible, blog de ecología, política y activismo)

«Soy más de…» (Preferencias con Consciencia)

Soy más de andar, que de volar.
Soy más de mochila, que de maleta.
Soy más de caminos y senderos, que de autopistas y cruceros.
Soy más de bocata vegetal, que de chuletón de un pobre animal.

Soy más de ferretería local, que de chino “gran chollo bazar”.
Soy más de recoger tapones, que de tirar botellas a montones.
Soy más de compost verdadero, que de basura al vertedero.
Soy más de energía solar, que de buen carbón natural.

Soy más de agua y vinagre, que de productos milagro para limpiar.
Soy más de que seque el viento lento, que de secadora atronadora.
Soy más de ensuciar poco, que de limpiar mucho.
Soy más de agua normal, que de botella mineral.

Soy más de andar en la oscuridad, que de luz despilfarrar.
Soy más de barrio con gente, que de chalet independiente.
Soy más de oler las flores, que de envenenar con ambientadores.
Soy más de jabones caseros, que de detergentes de lejanos derroteros.

Soy más de ropa vieja y usada, que de estrenar sin pensar.
Soy más de mi moda modesta, que de enriquecer a los modistas.
Soy más de abrigarme el corazón, que de encender la calefacción.
Soy más de zapatos viejos y acomodados, que de lo nuevo descarado.

Soy más de reciclar, reparar y donar, que de desechar, tirar y tirar.
Soy más de envases grandes para muchos, que de individuales para uno.
Soy más de juguetes para la imaginación, que con pilas y contaminación.
Soy más de ventilador, abanico, ducha o ventana, que de aire acondicionado.

Soy más de dialogar en persona, que de chatear o telefonear.
Soy más de ir a ver, que de pensar que ir paqué.
Soy más de apoyar a las ONG, que de quejarme por nosequé.
Soy más de querer ser natural, que aparentar lo antinatural.

Soy más de quejarme para cambiar, que de olvidarme de actuar.
Soy más de enfadarme conmigo, que de culpar a los demás.
Soy más de poesías con entrañas, que de rimas y métricas vacías.
Soy más de tomarme mi tiempo, que de correr para no llegar.

Soy más de saber que hay que improvisar, que de querer todo controlar.
Soy más de plantearme retos, que de retar a los demás.
Soy más de tarjeta de débito en banco ético, que de cualquiera de crédito.
Soy más de maravillarme ante los árboles, que de ignorarlos al pasar.

Soy más de respetarme y respetar, que de imponer sin escuchar.
Soy más de dar, que de esperar recibir.
Soy más de pensar y fluir, que de férreas reglas seguir.
Soy más de disfrutar de la vida, que de preocuparme por vivir.


Pepe Galindo, profesor en la Universidad de Málaga (@blogsostenible, blog de ecología, política y activismo)

ACTUAR MEEENOS Y REFLEXIONAR MÁÁÁS


Algunos piensan que ser ecologista es cosa de actuar,
de reciclar, de recoger agua de lluvia y de compostar.
Pero en serio, el ecologismo serio es más de pensar,
es mucho más de reflexionar y algo menos de actuar.

Para no viajar en avión, más que actuar hay que pasar.
Para no viajar en coche más que actuar hay que pensar.
Para ser vegano o vegetariano, claro que sí hay que actuar,
pero también para comer animales tras ellos agonizar.

Para no aumentar la población, puedes actuar o no.
Comprar menos cosas requiere menos acción, ¿o no?
Para pagar por energía renovable sí debes actuar,
pero te cambias de empresa una vez y no actúas más.

Y esas son las cosas para el planeta más importantes,
mucho más que reciclar o apagar luces aberrantes.
Sé lo que estás pensando y sé que sabes que tienes razón:
todo cuenta y todo vale, y más si se hace de corazón.

Está bien que te obsesione el reciclar y las renovables,
pero si no te obsesiona el reducir, de forma admirable,
te falta pensar más, mientras actúas a tu modo, siempre loable.
Todos tenemos mucho que mejorar… y reflexionar,
para una sociedad sostenible y sensata… lograr.


Pepe Galindo (@blogsostenible, blog de ecología, política y activismo)

domingo, 1 de julio de 2018

ASOMADA AL BALCÓN DE MI PECHO

ASOMADA AL BALCÓN DE MI PECHO



Asomada al balcón de mi pecho

he visto brotar la blanca flor del almendro,

como un arrebol de nacaradas espumas,

y he imaginado el amor golpeando mi ventana.



Tal vez todo pueda renacer de nuevo.

Quizá el sol quiera brillar para mí

y haga germinar mi alma, como pradera florida

en el fondo de mi ser.



Y vendrán otra vez la golondrinas,

como estrellas anhelantes, a posarse

en las manos dadivosas del amor.



 Y volverán los veleros

a navegar esos piélagos,

cuajados de blanca espuma

que hacen florecer corales

dentro de mi corazón.

   

Tañerán las campanas de la aurora

como antorchas encendidas en mi pecho

al son de una amanecida de primavera,

festejando el caudal de mariposas y de flores

          que desborda el río de la ilusión de mi alma.



ENCARNA GÓMEZ VALENZUELA







Encarna Gómez Valenzuela
http://trabajosdeencarna.blogspot.com

Haiku


                                 Haiku

                             Es primavera
                          nace la dalia lila
                            muere la nieve


   Raquel Díaz Reyes

sábado, 30 de junio de 2018

TUAREG



Conocedor del desierto
desde hace siglos,
sigues el sol y las estrellas
para alcanzar tu destino.

Se pone el sol
y el aire enfría
toda la noche
junto a la arena fina.

El viento modela
durante el día
el ardiente paisaje
como olas marinas.

Una noche mágica
al calor de una hoguera
envuelve el lugar
ante toneladas de arena.

Dominas la situación
con la ayuda animal :
el camello guiando
hacia el oasis natural.
Mª Luisa

AL MOSQUITO

Repelente insecto,
nadie quiere oír
ese continuo zumbido
que se acerca a la piel
de modo repetitivo.

Necesitamos espantarte
pero no te rindes,
apareces otra vez,
siempre insistes.

Cuando nos adormilamos
aprovechas para atacar
succionando la sangre
y poderte alimentar.

En completa oscuridad
te alías con la noche,
un batir de alas
a pleno derroche.

A la luz del día
te dejas ver,
difícil dar contigo
para poderte vencer.
Mª Luisa Calvo Martín