jueves, 15 de julio de 2010

MI BOMBÓN






Ganas poco dinero,
mi amor.
Andas por la ciudad
con las manos
en los bolsillos
y el deseo
en la bragueta,
pero algo
tienes,
mi amor.
Aquí me tienes,
mi amor.
Me gusta
hacerme la tonta
en las fiestas,
pero mi nombre es Talento
y soy rubia, y
morena,
pelirroja y castaña,
de todos los
colores
del pensamiento.
Mi cintura
se cimbrea
a tu paso,
y te ama
siempre.
Siempre es mucho tiempo
para un polvo.
Mal oficio
escogiste en aquel
sueño,
mi amor.
En la riqueza
y en la pobreza,
en el amor
y en la enfermedad,
en el sexo
y en el desierto,
me dijiste.
Los que a mí
me eligen
tienen que estar
preparados
para el éxito,
la pobreza
y el éxtasis,
a veces para
todo a la vez.
Por ser mi novio
por ti suspirarán
las princesas
y las colegialas.
Yo te he dado
mi aliento
de fuego,
y fuego
sale de tus dedos
cuando me amas,
oh, deseado,
mi poeta, mi bombón.


Eduardo Martínez-Rico, 2010
Foto de E.M.R.

viernes, 9 de julio de 2010

PERTENENCIA





Ama, mi amor,
Niña mía,
Mientras te busco
En tu horizonte
De encajes.
Mira mi mirada
Mientras voy creando
El cielo que buscas.
Corre en tu prado
Al caer el día
Mientras juntos
Pertenecemos.


Eduardo Martínez-Rico, 2010
Foto de E.M.R.

domingo, 4 de julio de 2010

ANOCHE






Estoy harto de luchar,
Y sé que o abandono este
mundo voluntariamente
o siempre tendré
que luchar,
aunque sea
el hombre
más rico, poderoso
y agasajado
de la tierra.
¡Por qué
la gente
se aferra
tanto a esta
vida donde hay
más negro que
color?
¿Son estúpidos o masoquistas?
Es como amar
la esclavitud.

Mientras recibo
el palo espero
la siguiente
dicha. Mientras
tengo la nueva
dicha espero
el siguiente
palo. La vida
te enseña a
utilizar el
escudo, y ay
del que no
tenga espada.

Me canso de
ser hombre.
Soy pleno
unos días sí,
pocos, y otros
días, no, muchos,
según las épocas,
el viento.
Pero no por el interior,
por el exterior.
Siempre soy
pleno en mi
escritura, la
novia perfecta,
la novia-madre
que nunca nos engaña
ni nos regaña,
y siempre
tiene sus brazos
y labios abiertos,
para nosotros,
mi diosa.

Si yo me
fuera, que
me dejen en paz
los que me
han jodido
en vida,
que no hagan
con mis metales
sus medallas.
Yo los desprecio.


Eduardo Martínez-Rico

Foto de E.M.R.