jueves, 11 de marzo de 2010

AL ÓSCAR

Deseada estatuilla
cada año
donde los cineastas
lanzan sus gritos
ya ensayados.

Los artistas al recibirte
se sienten estrellas
como si el escenario
brillara con sutileza.

Te besan, te adoran,
eres lo soñado
después de duros meses
o incluso una vida de trabajo.

Algunos te consiguen
de forma meteórica ;
en cambio, otros
nunca te logran.

La emoción les embarga
ante tu presencia,
la voz quebrada
y los nervios entran en escena.

Una alfombra roja
recibe a los asistentes
con sus mejores galas
sonriendo a la gente.
Mª LUISA CALVO MARTÍN

No hay comentarios:

Publicar un comentario