miércoles, 29 de abril de 2009

Un cuadro

El humo
camufla al caballero.
Viene jineteando,
furioso,
el escudo y la espada
vibrante
dentro de un cuadro
volando espumas.

Es la fuerza,
con el choque
de los cuerpos,
el espejo
de tu deseo,
la imagen
con la que soñaste
a Arturo
antes de conocerlo,
viejo,
cubierto de blanco,
presto para el adulterio.



Eduardo Martínez-Rico

No hay comentarios:

Publicar un comentario