lunes, 11 de mayo de 2009

La mejor obra

Anchos horizontes
Por los que corren
Las nubes,
Eterno sol
Y eterna tierra
Que no detienen
Nunca su paso,
Ponderado e infinito.

Eres moneda de oro
Incalculable,
Siempre el mismo valor,
Compañera de mi alma.
No nos dejes nunca,
Acompaña nuestro camino
Y sé fiel
A los que te somos fieles.

Seamos tus esclavos
Libres,
Siempre a tu servicio
Y tú al nuestro,
Unidos por el amor
Más hermoso
Que existe,
El que lo une todo,
En la tierra
Y en el cielo.

Sé fuerza
Para cada uno de nosotros,
Luminosa
E inextinguible,
Pues la necesitamos.

Piensa que nuestros errores
Nos hacen ser más nosotros,
Serlo más contigo,
Y que tú nos ayudas
A corregirlos.

Ahuyenta el abismo,
Protégenos ante el torbellino
Que se traga
Las mejores voluntades,
El futuro,
El anhelo más noble,
Y no dejes de construir
En nosotros
Tu mejor obra.


Eduardo Martínez-Rico

No hay comentarios:

Publicar un comentario