viernes, 16 de octubre de 2009

La Libertad del Alma

Vuela que vuela, en un vuelo libre
la gaviota revoloteaba,
llevaba grabado en sus alas
un sonido que por si solo
quería largo:
largo se oía a lo lejos
y allá a lo lejos, susurraba...

El susurro se perdía en el mar
y con la espuma formaba palabras,
rompiendo el sonido en la playa
poniendo un sabor distinto
con la sal:
que pinta la libertad del que ama,
y que grita a los cuatro vientos:
ASÍ DE LIBRE
ES LA LIBERTAD DEL ALMA.

Lía

La gaviota vuela libre. Y con la espuma dibuja blancas palabras. las mismas que debería dibujar nuestra mente si entendiera como es la Libertad del Alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario