jueves, 22 de diciembre de 2011

DULCE NANA

Ea, ea, duerme mi Niño,
no existe en el mundo nada
que delimite mi cariño.

Ea, ea, sigue durmiendo
que la noche silenciosa
contempla este portento.

Hasta Ti de puntillas
desciende la luna
para no despertarte
y mecerte con dulzura.

Las estrellas juguetonas
y pizpiretas
desean entretenerte
con gran terneza.

Se reúnen alegres
formando una corona,
te la quieren regalar
brillante y hermosa.

¡ Cuánta emoción
poseo en mi corazón
por tenerte tan cerca,
Infante del amor !
Mª Luisa Calvo Martín

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada